Ombre Cake y obsesión por el color mint!!


Vaya calor hermoso que estamos teniendo, eh?

Yo era las que votaba por jersey de lana achuchable . . . ahí lo dejo :/





Hoy vengo con algo fresquito (si Chris, como si sirviese de algo verlo a través de la pantalla...) porque no sé si os pasa a vosotros pero lo mio es ver chocolate y entrarme sudores, jajaja. El poder de la mente es increíble!!

Tenemos una tarta de este estilo en una de las vitrinas de la tienda y no hay día que alguien no pregunte como se hace 'eso de colores' ^_^ pues bien, en una de las últimas tartas de cumple que elaboré, le pedí a la mamá poder hacerlo para así fotografiar un paso a paso, y aquí lo tenéis!!





Las Ombre Cake, o tartas degradadas están muy de moda, sea el evento que sea, ahí habrá una en cualquiera de sus versiones, lisa, con textura, con volantes, con rosas . . . quedan tan bonitas sean como sean, no creéis?

Espero que os sirva el PAP, vamos allá!!




Para el bizcocho de chocolate (3 moldes de 16 cm. de diámetro)

  • 320 gr. de mantequilla 
  • 400 gr. de azúcar moreno 
  • 4 huevos
  • 260 gr. de harina común 
  • 100 gr. de cacao en polvo sin azúcar 
  • 20 gr. de levadura (polvo de hornear)
  • 320 gr. de leche entera 

Para el buttercream
  • 400 gr. de mantequilla 
  • 400 gr. de icing sugar (aquí)
  • Pasta de vainilla al gusto (aquí)
  • Colorante en gel azul, Sky Blue de Rainbow Dust (aquí)
  • Colorante en gel amarillo, Yellow de Rainbow Dust (aquí)




Para elaborar el bizcocho, mezclamos todos los ingredientes por el orden de aparición, repartimos en 3 moldes redondos de 16 cm. de diámetro como estos y horneamos sobre la rejilla a media altura, con calor arriba y abajo, durante 35 minutos a 180º. 
No olvides utilizar el spray Dübör para pulverizar tus moldes y no morir en el intento, bizcochos perfectos siiii ^_^

Al hornear 3 capas en una misma hornada conseguimos que se cuezan más rápido y se enfríen igual de rápido, así podremos empezar a trabajar los antes posible con apenas cortar la capita que queda más dura en la parte de arriba. 

Para elaborar el buttercream, colocamos la mantequilla y el icing sugar en el vaso de la batidora y mezclamos durante 7-10 minutos hasta conseguir una crema aireada y cremosa. Añadimos la pasta de vainilla al gusto y repartimos en 3 bols. 
Uno lo dejaremos blanco, tal cual, al siguiente le añadimos 2 gotas de colorante azul + 1 de amarillo y al último le añadimos 4 gotas de colorante azul + 2 de amarillo. Así obtendremos ese bonito color verde mint en dos tonos ^_^

Ya lo tenemos todo listo, empezamos!!


Así es como debe quedar pero está claro que para gustos los colores!! Mezclar tantos colores como queráis hasta obtener el que más os guste, al final, cada tarta es única!!

Yo uso un scoop como este para distribuir el relleno de la tarta, así me aseguro de que todas las capas tendrán la misma cantidad de relleno.




Después de rellenar la tarta, sin hacerle nada más, enfriamos durante 1 hora, será imprescindible para que luego no se muevan las capas de bizcocho a la hora de cubrirla.

> > > > > > > > >

Ahora si, con la tarta ya fría y con ayuda de una espátula con ángulo como esta, ponemos buttercream blanco en la parte de abajo cubriendo el primer bizcocho y su capa de relleno, continuamos haciendo lo mismo con el color mint claro cubriendo todo el perímetro del segundo bizcocho y su relleno . . .

La espátula siempre deberá estar a 90º y solo realizamos movimientos de zig-zag de derecha a izquierda, no hay más misterio que ese ;)




Para terminar, ponemos buttercream de color mint oscuro en toda la parte superior de la tarta y con la espátula la distribuimos hasta cubrir totalmente el último bizcocho. Al final no debe verse si un solo trozito de bizcocho por ninguna parte!!




Ahora nuestros GRANDES amigos serán la base giratoria y el peine de plástico, siiii, vamos a peinar la tarta oiga!!

Simplemente se trata de poner el peine apoyado sobre el disco donde está colocada la tarta y darle vueltas a la base giratoria, ella hará todo el trabajo dejándolo liso y unificado.




Os lo enseño por el lado contrario, así es como va quedando por donde ya ha pasado el peine. Chulo verdad? Pues es así de fácil.... teniendo las herramientas adecuadas, está claro!

Podríais dejarlo así tal cual, en liso queda muy chulo también pero en este caso, vamos a hacer un bonito estucado que queda aún más bonito todavía ^_^




Antes de empezar, una vez que pasamos el peine a la tarta, debemos enfriar 1 hora de nuevo, eso nos facilitará el trabajo a la hora de que nuestra base 'no se mueva' y podamos añadir más buttercream encima sin problema.

> > > > > > > > >

Una vez fría, repetimos el primer paso y ahora, como no vemos el bizcocho, seguimos la trama de colores degradados que tenemos y ponemos buttercream en blanco abajo, mint claro encima y terminamos con mint oscuro arriba,




Con la espátula iremos creando la textura como más nos guste, y ya os aviso de que es adictivooooo . . . no podrás parar!!




Pero se fuerte y di basta en algún momento, jajaja. Cuando creas que ya está, es que ya está!!




Después de enfriar la tarta, yo forré una base rígida como esta con este fondant en blanco perla y coloqué la tarta encima. Luego solo faltará pegar un lazo, en el color que más os guste, con un poco de pegamento de barra y listo.

Para hacer las banderitas con el nombre utilicé pajitas de color mint como el buttercream, Hice el diseño de banderitas con el color y letras en Photoshop y recorté, las pegué con pegamento de barra a la cuerda blanca y los globos los hice pegando goma eva dorada purpurinosa sobre un trozo de folio impreso con el mismo color que las banderitas.... no hay más!!
Iba a hacer un PAP pero como últimamente apenas dejáis comentarios en las entradas del blog, no sé si os gustaría ver como hago ese tipo de DIY o que :/ ya me diréis . . .





Y se acabó!!

Una tarta rápida de hacer pero a la vez súper bonita ^_^ o por lo menos a mi me gustan muchísimo este tipo de tartas con buttercream, mucho más 'comestibles' que las de fondant, no os parece?






Ahhh!! Que me olvidaba de la decoración que usé!! Simplemente fueron estrellas de fondant del mismo que usé para forrar la base y que corté con estos cortadores de expulsor, unos fideos de azúcar en color dorado y no necesita nada más!! Ya brilla por si sola ^_^






Este tipo de tartas no necesitan conservación en frío, por lo que podrás prepararlas con antelación y tenerla hasta 5 días a temperatura ambiente sin problemas, eso si, ten en cuenta el calor que ya está haciendo, no la expongas al sol durante mucho tiempo . . . Por lo demás solo queda que la disfrutéis como es debido, no dejando ni las migas!!





¿Te animas con una Ombre Cake? Ahora ya no hay excusa, está claro que cualquiera podría con ella!!




5 comentarios:

maria dijo...

Preciosa, ya se echaban de menos tus entradas en el blog y como siempre muy bien explicado

Unknown dijo...

Muy bonita lo explicas todo genial hasta decoración q haces
Das muchísimas ideas . gracias

Lore ALboran dijo...

Divina, muy delicada y ése color taaaaaan refrescante me encantaaa!!!

Noelia de la Puebla Olivares dijo...

Me encanta! Te echábamos de menos en el blog! Nos tienes abandonaiiiitos....
Este año fui de vacaciones a Cambrils y estuve por pasarme un día por al tienda a conocerte!

dorothycurtain dijo...


Looks great and I want to try!
http://www.imfaceplate.com/inghamcurtain

Sugar Adictos

 

La tienda...

El taller . . .

Y esta soy yo!

Y esta soy yo!